TURKANA

Turkana

Los turkana, también conocidos como bume, ngaturkwana o ngiturkwana, son un pueblo seminómada que constituye el segundo mayor grupo de pastores que habita, principalmente, las amplias llanuras kenianas, en especial en las tierras que circundan el lago Turkana. Se calcula, aproximadamente, en más de cuatrocientos mil los miembros pertenecientes a este grupo. Un pequeño número, alrededor de veinte mil, ocupan tierras etíopes.

Su vida se estructura en torno a la cría y cuidado de sus ganados. Sus rebaños están constituidos por ovejas, cabras y, en especial, vacas, que tienen una gran importancia en la articulación social de este pueblo de pastores. Su posesión se consi-dera la principal fuente de riqueza y de manera directa o indirecta influye en una gran cantidad de asuntos que afectan a las relaciones sociales entre sus miembros, como en las dotes, en los intercambios o a la hora de subsanar cualquier agravio, entre otros muchos casos. Además, de ellas aprovechan no sólo su carne, sino sus cuernos, sus pieles, sus excrementos, etcétera.

El clima condiciona abruptamente su modo de vida, al diferenciarse claramente dos estaciones; la estación de lluvias y la estación de sequía. El cambio de estación conlleva la movilización de los rebaños hacia nuevas tierras de pastoreo. Tradicionalmente han estado enfrentados con la mayoría de los pueblos de su alrededor, debido sobre todo a la apropiación a través de la fuerza del ganado ajeno.

La mayoría de los turkana creen en un solo dios que denominan Kuj, al que conside-ran creador de todas las cosas.